NUEVOS CRITERIOS CONTABLES

Con efectos para las cuentas anuales de ejercicios iniciados a partir del 1-1-2021 destacan las siguientes cuestiones:

A) La contabilización de los ingresos se produce cuando la empresa transfiere el control de los bienes o servicios a los clientes por el importe que refleje la contraprestación a la que espere tener derecho la empresa. Para eso hay que realizar el recorrido de cinco etapas sucesivas establecido en la modificación del PGC:

1.-Identificar el contrato con el cliente;

2.-Identificar las obligaciones a cumplir en el contrato;

3.-Determinar el precio o importe de la transacción;

4.-Asignar el precio o importe de la transacción a las obligaciones a cumplir;

5.-Reconocer el ingreso por actividades ordinarias a medida que la empresa cumple una obligación comprometida).

A estos efectos se establecen las reglas que permiten identificar el contrato y los requisitos que deben considerarse para juzgar cuándo se produce el devengo del ingreso y, en particular, para determinar si el ingreso se reconoce en un solo momento o a lo largo del tiempo, en función del porcentaje de realización de la actividad.


B) Se establecen las reglas de valoración de los ingresos, definiendo el precio de la transacción y la contraprestación variable (distintos descuentos), especificando que en la cuantificación del ingreso hay que analizar el componente financiero del contrato, y concretando el criterio a seguir para reconocer la contraprestación distinta al efectivo.


C) Se analizan casos particulares: los costes incrementales de la obtención o adquisición de un contrato, los costes derivados del cumplimiento de un contrato, las operaciones en las que la empresa concede al cliente un derecho de devolución del producto vendido con reintegro del precio cobrado, las garantías entregadas por la empresa a sus clientes, las cantidades recibidas por cuenta de terceros, las opciones del cliente sobre bienes y servicios adicionales y la cesión de licencias.


D) En relación con el cálculo del importe neto de la cifra de negocios, han de tenerse en cuenta las siguientes consideraciones:

1) Concepto: el importe neto de la cifra de negocios se determina deduciendo del importe de la contraprestación por la transferencia de los bienes o servicios comprometidos con los clientes u otros ingresos correspondientes a las actividades ordinarias de la empresa, el importe de cualquier descuento, devolución, reducción en el precio, incentivo o derecho entregado al cliente (p.e. vales, puntos de descuento o cupones), así como el IVA y otros impuestos directamente relacionados con los mismos, que deban ser objeto de repercusión.

2) Componentes positivos de la cifra de negocios: se incluyen el importe de la contraprestación a la que la empresa espera tener derecho a cambio de la transferencia de los bienes y servicios comprometidos derivados de contratos con clientes, así como otros ingresos no derivados de contratos con clientes que constituyan la actividad o actividades ordinarias de la empresa.

Se entiende por actividad ordinaria aquella que realiza la empresa regularmente y por la que obtiene ingresos de carácter periódico.

3) Componentes negativos de la cifra de negocios. Del importe obtenido conforme a lo previsto en el apartado 2) anterior, se deben deducir en todo caso las siguientes partidas:

- los importes de las devoluciones de ventas;

- los rappel sobre ventas o prestaciones de servicios;

- los descuentos comerciales que se efectúen en los ingresos objeto de cómputo en la cifra anual de negocios;

- los descuentos por pronto pago concedidos fuera de factura.


4) Conceptos excluidos de la cifra de negocios. Son los siguientes:

a. Las unidades de productos para la venta consumidos por la propia empresa, y los trabajos realizados para sí misma.

b. Las subvenciones. Sin embargo, cuando se otorguen en función de unidades de producto vendidas y forme parte del precio de venta de los bienes y servicios, su importe está integrado en la cifra de ventas o prestaciones de servicios a las que afecta, por lo que se computa en el importe neto de la cifra anual de negocios.

c. Cuando exista un componente de financiación significativo en el contrato, los ingresos por intereses reconocido.

d. El IVA.

e. El importe de los impuestos especiales cuando el sujeto pasivo venga obligado legalmente a repercutir a un tercero dichos impuestos.


5) Operaciones específicas: se mantienen en términos similares los criterios establecido en relación con las cuentas en participación, negocios en común y actividades en régimen de depósito.

Se incorporan nuevos criterios en relación con las permutas, agentes y sociedades holding.


6) Ejercicios inferiores al año: el importe neto de la cifra anual de negocios es el obtenido durante el período que abarque dicho ejercicio. Cuando el ejercicio es inferior a doce meses se ha de elevar al año el importe neto de la cifra de negocios de la empresa para determinar la facultad de elaborar balance y memoria en modelos abreviados.

Dado que la base imponible del IS en el régimen en estimación directa se determina partiendo del resultado contable, esta regulación incide en su determinación al concretar el momento en el que deben reconocerse contablemente los ingresos. Asimismo, el cálculo del importe neto de la cifra de negocios tiene trascendencia en el IS a la hora de aplicar incentivos fiscales, como el régimen especial de las empresas de reducida dimensión.

BOE Resolución de 10 de febrero de 2021


Lourdes Garau

Asesora fiscal.

Publicat el dijous 18 de febrer de 2021

Necessites assessorament?

Xerrem